Huellas de Dinosaurio Encontradas en Francia

Dos expedicionarios encontraron un conjunto de huellas de Saurópodos, de hasta dos metros de diámetro repartidas a lo largo de unos 155 metros, en las montañas del Jura, situado en el municipio de Plagne – Francia.

Una colección “excepcional” de las huellas de dinosaurios más grandes registradas ha sido encontrada por dos aficionados en una expedición cerca de las montañas del Jura en Francia, Confirmaron los paleontólogos en Octubre del 2009.

Se han descubierto huellas de hasta 2 metros de diámetro y que se extienden sobre una vasta área de tierra cerca del pueblo de Plagne, a unos 50 kilómetros al oeste de Ginebra, según el Centro Nacional de Investigación Científica – CNRS.

En un comunicado, el centro dijo que la importancia de las impresiones no podía subestimarse.

“Según el trabajo inicial de los investigadores, estas pistas son las más grandes jamás vistas”

Dijo Pierre Hantzpergue, un paleontólogo de la Universidad de Lyon que verificó las huellas con un colega en el centro de investigación, dijo que las huellas perfectamente conservadas podrían hacer de Plagne una de las ubicaciones de dinosaurios más importantes del mundo.

“Lo que es notable sobre este sitio … es en primer lugar el tamaño de las huellas. Son realmente enormes … Esto es nuevo, se han encontrado algunas huellas muy grandes en los Estados Unidos, pero no creo que sean tan grandes como estas … El dinosaurio medía al menos 35 metros de largo y pesaba entre 35 y 40 toneladas”

La otra atracción igualmente importante del sitio, agregó Hantzpergue, fue la extensión geográfica.

“Las huellas halladas en 2009 en Plagne, en el este de Francia, forman parte de un conjunto de 110 pisadas que se extiende a lo largo de unos 155 metros”

Los huellas han sido asignadas a una nueva icnoespecie: Brontopodus plagnensis.

Brontopodus plagnensis
Ilustración: A. Bénéteau / Foto: Dinojura
Tomado de National Geographic España

Las huellas fueron las de los dinosaurios Saurópodos, los gentiles gigantes herbívoros que vagaban por la región hace unos 150 millones de años.

Parecen haber sido bien conservadas por una gruesa capa de sedimento de piedra caliza que data del período Jurásico tardío, la era geológica que le da nombre de las montañas del Jura, que se encuentran justo al norte de donde se descubrieron las huellas.

A pesar de la conocida reputación de la región por tales descubrimientos (en 2004, se revelaron miles de huellas en el lado suizo de la frontera), este último hallazgo, y probablemente el más espectacular, se hizo por aficionados de la ciudad local de Oyonnax, cerca de Ginebra.

Marié-Hèlene Marcaud, profesora, y Patrice Landry, geóloga, descubrieron las huellas el 5 de abril de 2009, durante una de sus expediciones regulares con la Sociedad de Naturalistas de Oyonnax.

Asombrados por su hallazgo, se pusieron en contacto con Hantzpergue y Jean-Michel Mazin en el Centro Nacional de Investigación Científica para confirmar la autenticidad.

La frontera franco-suiza no es ajena a los tesoros paleontológicos, y su paisaje antiguo ha permitido a los científicos reconstruir la historia de la biodiversidad durante los últimos 200 millones de años.

Un proyecto de autopista en 2009 en el lado suizo del Jura ha llevado al descubrimiento no solo de huellas de dinosaurios, sino también de fósiles de criaturas, incluidos cocodrilos marinos y mamuts.

En el lado francés, se encontraron huellas de saurópodos en Coisia, a unos 65 kilómetros de Plagne, en 2004 y en el piso de la cantera de Loulle en 2006.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *